Harry Potter y Los Mapas Mentales


Por: Ninda Sofía Martínez Trejo

Hace unos días se estrenó en México la primera parte de la última película de la saga de Harry Potter. Una saga que consta de 7 libros escritos por la escritora británica J. K. Rowling.

Mi pasión por Harry, se remonta 10 años atrás, cuando mi mamá me leyó los dos primeros libros antes de irme a dormir, de ahí en adelante me volví una estudiante más de Hogwarts y continué leyendo los demás por mi cuenta.

En junio del 2007 al salir a la venta el último de los libros, fui una de las miles de fanáticas y fanáticos alrededor del mundo que lo había ordenado y apartado para recogerlo el día del lanzamiento. Recuerdo la tristeza con la que leí el epílogo de ese, el último libro. Las aventuras de Harry habían terminado. Una mezcla de emociones encontradas y recuerdos me invadió y fue entonces cuando decidí elaborar un mapa mental de los 7 libros. Un mapa mental de las 4100 páginas, de los 786 personajes y de los 45 diferentes lugares salidos de la imaginación de esa brillante escritora considerada ahora como la mejor escritora de libros para niños de la historia.

El objetivo de este mapa mental era el de transportarme en segundos al mundo mágico de Harry Potter con tan solo leerlo. Debía ayudarme a recorrer Hogwarts en un abrir y cerrar de ojos: sus pasillos, sus torres, sus mazmorras, sus salones de clases, su gran comedor; a aventurarme por el Bosque Prohibido, a pasear por las calles del pueblo de Hogsmeade, a visitar sus tiendas, a entrar al callejón Diagon por la puerta secreta al fondo del Caldero Chorreante, a viajar por Inglaterra escapando y buscando la manera de acabar con Aquél que no debe ser nombrado.

Tenía que ponerme frente a los profesores Dumbledore, McGonagal, Lupin, Snape…, a los amigos Hermione, Ron, Sirius, Hagrid, Ginny, Fred, George…, a los enemigos Voldemort, Malfoy, Bellatrix. Mi mapa me tenía que transportar de regreso a ese mundo mágico.

Para cualquiera que ignore la belleza, la eficacia y la utilidad de los mapas mentales esta tarea sería tal vez algo imposible de realizar. Pero no para mí, aunque sólo tenía 13 años cuando lo hice, me fue sencillo ilustrar el universo de Harry Potter. Utilizando esta herramienta pude recrear la saga que me acompañó durante una gran parte de mi vida.

Harry Potter siempre tendrá un lugar especial en mi vida y el mapa mental de su mundo también lo hará en mi colección de mapas mentales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: