El docente universitario y el aprendizaje por competencias


Por: Mtra. Dora Santos de Anda

Es innegable la fuerte influencia que el desarrollo de las TICS ha tenido en todos los ámbitos en que se desenvuelve el ser humano. La educación no puede permanecer ajena a esta, así como al proceso de transformación acelerada que vivimos en los diversos entornos de interacción humana: políticos, económicos, sociales, etc.

La era digital nos ofrece una enorme gama de opciones y herramientas de aprendizaje que bien pueden influir en el desarrollo de habilidades cognoscitivas, sin embargo el acceso a éstas no garantiza que este aprendizaje ocurra. Es responsabilidad de la sociedad en general, especialmente de las instituciones educativas y particularmente de los maestros, orientar las actividades de aprendizaje de nuestros alumnos para promover el desarrollo de habilidades que les permitan hacer uso de éstos recursos y desarrollar sus capacidades cognoscitivas. Por tanto debemos desarrollar las competencias necesarias para mediar adecuadamente su interacción con estos recursos, de tal forma que sean, un medio que brinde más y diferentes posibilidades de interacción y construcción del conocimiento.

Delors (1997) refiere cuatro pilares del conocimiento, en torno a los cuáles se debe estructurar la educación:

Aprender a conocer: adquirir los instrumentos de la comprensión. Aprender a hacer, para influir en el entorno. Aprender a vivir juntos: participar y cooperar con los demás en todas las actividades humanas. Aprender a ser: Un proceso fundamental que recoge elementos de los tres anteriores.(P. 91)

Como contraparte a esta propuesta, tenemos que los diversos modelos educativos aplicados en México antes de la reforma del plan 2001- 2006 y vigentes aún en la realidad de muchas instituciones educativas, conciben a un alumno sujeto de educatividad, más que educabilidad. Un actor pasivo y receptivo, que absorbe los conocimientos que le proporciona el maestro.

Esta educación tradicional, memorística, con métodos conductistas, promueve la competencia y el desarrollo de determinadas conductas, las cuales son estimuladas mediante premios y calificaciones. Se ha inhibido el desarrollo del pensamiento crítico, divergente, dialógico. Se ha privilegiado el trabajo individual y se han dejado de lado habilidades cognitivas que no corresponden al razonamiento lógico verbal y lógico matemático. Su modelo antropológico es el de un individuo, pasivo, dependiente, receptivo, que responde a los estímulos del entorno y que se adapta a éstos. La metodología predominantemente deductiva y atomista, con una organización de la materia desde la lógica tradicional cuya sistematización es rígida y mantiene una relación maestro alumno, colectiva.

Esta es la experiencia educativa previa, que hemos vivido muchos de los alumnos y docentes que hoy integramos la Universidad TecMilenio; cuyo modelo educativo, congruente con las demandas de la realidad actual, nos ofrece una alternativa diferente, la cual representa una oportunidad y un reto.

Ante esta compleja realidad y como una propuesta de reflexión, hemos elaborado algunas preguntas, partiendo del planteamiento de Delors; considerando que, nos permitirán comprender mejor el modelo educativo de la Universidad TecMilenio así como a encontrar mejores opciones para apoyar el desarrollo de competencias en nuestros alumnos.

1. Respecto a aprender a conocer: ¿Qué elementos podríamos incluir en las actividades realizadas en clase, para promover: la curiosidad intelectual, el sentido crítico y la autonomía de juicio? ¿Cómo promoveremos que los alumnos aprendan a aprender, ejerciten la atención, la memoria y las habilidades de pensamiento? ¿Cómo les ayudaremos a vincular los aspectos abstractos y concretos de los contenidos de aprendizaje? ¿Cómo lograremos despertar en ellos el deseo de seguir aprendiendo durante toda la vida? Y más aún ¿cómo contribuiremos para que ellos desarrollen las habilidades necesarias para lograrlo?

2. Aprender a hacer: ¿Cómo ayudarlos a vincular los conocimientos adquiridos con su entorno? Y a descubrir ¿Qué aplicación tienen? Y ¿Cómo se pueden aplicar? ¿Cómo presentaremos situaciones de aprendizaje en las que los alumnos requieran actuar en situaciones complejas, o de incertidumbre?

3. Aprender a vivir juntos: ¿Cómo promoveremos el aprendizaje de la no violencia, la resolución de conflictos, el pensamiento dialógico, la empatía, el autoconocimiento, el reconocimiento del otro y la aceptación de sus diferencias?

4. Aprender a ser: ¿Qué elementos se deben integrar para favorecer el desarrollo integral de cada persona, con toda su riqueza y complejidad: cuerpo, mente, inteligencia, sensibilidad, sentido estético, responsabilidad individual, espiritualidad, imaginación, creatividad, capacidades de comunicación, etc.?
¿Cómo favorecer el contacto con los diversos avances tecnológicos y de la ciencia y mantener en equilibrio los aspectos más humanos en el desarrollo de cada persona?

Las academias y cada uno de los docentes que las integramos, en nuestro propio contexto y en la interacción con las personas que tenemos el privilegio de acompañar en su proceso formativo, podemos buscar y construir opciones para responder a cada una de estas preguntas y promover el desarrollo de seres humanos, compartiendo con ellos la responsabilidad de lograr una transformación educativa para todos. Todo ello bajo una metodología holística, que promueva el razonamiento inductivo y analógico, que organice los contenidos a partir de las necesidades y experiencias de los alumnos, los cuales tienen un papel activo y la posibilidad de interactuar entre sí para abordar y construir el conocimiento.

Como educadores, tenemos la responsabilidad de involucrarnos y participar conscientemente de los avances y cambios del mundo actual, entender desde dentro los procesos de los cuales participan nuestros alumnos. Como miembros del equipo académico de la Universidad TecMilenio, el compromiso de comprender y encarnar su modelo educativo y hacer uso de los recursos que nos ofrece, para promover el desarrollo de seres humanos capaces de: aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a convivir, aprender a ser con y para la sociedad de la cual forman parte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: