Los Valores en la formación del profesionista

Formación de profesionistas

Por: Mtra. María del Carmen García Gerardo

La igualdad entre los hombres es un valor universal, aspiración que parte de lo individual hacia el bienestar colectivo. Convertir un valor en una meta susceptible de ser alcanzada involucra, en primer lugar, un estado de cosas primario diferente al que se pretende y, en segundo, el establecimiento de programas con la asignación de recursos oportunos y suficientes para alcanzar lo pretendido.

Crear una conciencia en el individuo acerca de los valores éticos podría ser el camino, como apunta Michel Levin en su artículo “La enseñanza de la ética” (2000), para un mejor ejercicio profesional, pues estos valores son impartidos bajo la premisa de que es posible enseñar a distinguir entre el bien y el mal, llevándolo al análisis de casos prácticos.

Para la mayoría de las personas, este aspecto de la educación se da sólo con el ejemplo para encontrar empleados y profesionistas con altos niveles éticos, pues sus decisiones no fueron un juego de azar sino una consecuencia razonada.
Los valores, entonces, basan su génesis en el consenso, y su transmisión y reproducción han sido tradicionalmente encontradas o encomendadas a la familia y a la institución educativa.

La disyuntiva educacional es gigantesca porque por un lado debe asegurar la perpetuación del orden establecido, necesario para el desarrollo de las actividades productivas, reduciendo al mínimo los conflictos sociales y, por el otro, debe producir a su vez individuos capaces de solucionar con eficiencia los complejos problemas que implica la explotación de los recursos existentes. En palabras de Christopher Lasch: “hombres solucionadores de problemas por excelencia”.

La educación moral es un problema actual, difícil de resolver y llevar a cabo, porque ¿cómo hablar de valores?. Valores tales como la igualdad, la justicia social, el bien común y tantos otros ideales sociales, se pueden quedar, en muchas ocasiones, en un mundo lúdico y el profesionista puede vivir con el remordimiento de una decisión que afecte a una mayoría o incluso olvidar ese remordimiento.

De acuerdo a lo planteado por Samuel Arriarán en su obra Virtudes, valores y educación moral (1999), la suplantación de valores humanísticos o comunitarios por valores como rentabilidad, eficiencia, dinamismo, individualismo a ultranza, ha originado una educación orientada hacia los aspectos técnicos de la producción, desalentando la crítica al sistema político- económico dominante, cerrando así las posibilidades de una verdadera igualdad de oportunidades.
Estamos pues ante una situación ya contemplada por Habermas: la separación entre el conocimiento y la teoría moderna de la filosofía, dado que el conocimiento se vuelca cada vez más hacia la técnica y no hacia la razón, o deberíamos decir hacia el ser.

Lo importante es preparar al estudiante a participar con vistas a contribuir a la transformación social. Para esto el docente debe estar formado como sujeto, sus valores deben ir de acuerdo a los valores (universales) de la institución donde esté cumpliendo su labor. Estos están contenidos dentro de la misión.

Se propone la experiencia social, configurando el quehacer y el ser de acuerdo a las posibilidades. La axiología ve a un ser activo capaz de modificar las cosas con sus resultados, un alumno sujeto a la reflexión y el análisis.
Habermas recupera esta visión en el libro Teoría social hoy (1981), donde nos reitera que la educación es una acción comunicativa donde el alumno se forma como sujeto y no para fomentar su dependencia al autoritarismo y educación tradicional.

Arriarán y Buchot en Virtudes, Valores y Educación Moral (1999) nos obligan a reflexionar en que para incrementar los valores es necesario enseñar a los alumnos a adquirir habilidades; a poder enlazar información con práctica, lo que los autores denominan “el saber cómo y el saber qué”, ya que el conocimiento nos da habilidades que aumentan nuestro desempeño.

Debemos recordar que ética es el nombre antiguo del psicoanálisis moderno, ya que desde Aristóteles se realizaba un análisis psicológico de las pasiones e impulsos del hombre; así esa ética de virtudes es más humana que la ética de leyes. Dicho filósofo veía las virtudes como el equilibrio para contrarrestar los vicios.

El individuo es absorbido desde muy temprano por las preocupaciones laborales y éstas lo inducen a ser eficiente por encima de cualquier otra razón. El alumno no recibe el apoyo temprano de valores educativos específicos que le permitan acceder a SER realmente. Se rompe así con uno de los valores pilares de la educación. Y no puede llegar a “ser” no sólo por lo ya expresado, sino porque no tiene una oportuna libertad de expresión y porque en el camino ha roto con otro concepto básico, con el convivir, con la básica integración o reconocimiento del otro como semejante.

Podemos mencionar los valores indispensables en la formación del alumno inmiscuidas en las distintas materias: humanismo, sencillez, lealtad, veracidad, seguridad, responsabilidad, respeto, conciencia, iniciativa, tolerancia, ecuanimidad, empatía, sensibilidad, interés y respeto al trabajo propio y de los demás, cordialidad, disciplina, ética, puntualidad, lealtad, iniciativa, cortesía, superación, paciencia, altruismo.

Los valores que pueden ser fomentados a través de la universidad : lealtad, responsabilidad, respeto, conciencia, sinceridad, tolerancia, empatía, cooperación, humanismo en el manejo y elección de temas sociales, veracidad de fuentes informativas, ética en el seguimiento y operación de intereses de la empresa, puntualidad en el trabajo, en la entrega de éste y en la transmisión de productos terminados, altruismo.

Los valores tienen como objetivo, ante todo lo expuesto, el alcance de una personalidad desarrollada o en desarrollo, encaminada a un proyecto de vida realista, donde predomine la acción del sujeto por sí mismo, el esfuerzo de sus potencialidades en forma creadora.

Los valores no se enseñan y aprenden de igual modo que los conocimientos y las habilidades y la escuela no es la única institución que contribuye a la formación y desarrollo de éstos. Otra particularidad es su carácter intencional, consciente y de voluntad, no sólo por parte del alumno sino también del maestro, quien debe asumirlo a partir de su cultura y estar dispuesto al cambio.

Se entiende que de la dignidad se desprenden la actitud moral del individuo hacia sí mismo y de la sociedad hacia él. Es un modo de comprender su deber y su responsabilidad ante la sociedad y de regular el respeto y el reconocimiento de la sociedad a su personalidad y por tanto a sus derechos.

La educación en valores, vistos así, le queda grande a una sola materia, más bien debe estar dentro del modelo del plan curricular, las actividades encaminadas a lograr una actitud donde los valores fundamenten las decisiones.

El proyecto educativo en valores entonces debe comprenderse como parte del diseño curricular y de los objetivos estratégicos de la universidad , todo ello como un sistema que integre los siguientes componentes: la misión de la universidad, el objetivo estratégico de formación profesional, el modelo de formación de valores del profesionista, los modelos de formación profesional, el diseño curricular de las disciplinas y asignaturas, los proyectos educativos de los años, grupos e individuales de los estudiantes. Ello requiere y exige una alta preparación de los profesores y trabajadores en general de la universidad. Un alumno que sea responsable será leal a su conocimiento, podrá utilizar las herramientas apropiadamente, llevándolo a tomar decisiones razonadas en bien de su comunidad.

Michel Levin, “La enseñanza de la ética” (2000) México, Siglo XXI.
Samuel Arriarán, “Virtudes, valores y educación moral” (1999). Col. Textos. No 12. México. UPN.
Habermas, “Teoría social hoy” (1981), Editorial Ariel, México.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: