SolidWorks: Convenio Académico TecMilenio

06/12/2010

Por: Ing. Mónica Maciel Montes
Directora del Programa Académico SolidWorks en México
NC Tech, S.A. de C.V. Distribuidor Certificado de Dassault Systemes SolidWorks Corp.

En la industria, el uso de la tecnología como arma de optimización y mejora de recursos, procesos y productos es la tendencia a nivel mundial. Cada área o departamento de cada empresa utiliza diversas herramientas que ayuden a las personas a tomar mejores decisiones. En las aéreas de ingeniería, manufactura, diseño, procesos, laboratorios de pruebas y calidad, principalmente, un software para modelado en 3D (software CAD), permite predecir o simular procesos o productos antes de fabricarlos.

Cada vez mas instituciones educativas proveen herramientas de vanguardia alineadas a los requerimientos y estándares de la industria. SolidWorks es la herramienta mas utilizada en la mayor cantidad de industrias a nivel mundial, desde grandes corporativos o empresas multinacionales, hasta talleres pequeños de solo 2 colaboradores, empresas que fabrican desde autos de carreras completos, hasta empresas fabricantes de juguetes, robots, industria medica, aeronáutica, productos de consumo, ingeniería civil, industria metalmecánica, maquinaria y automatización, etc., sea cual sea el giro, SolidWorks es la herramienta comúnmente utilizada, principalmente por su flexibilidad, diversidad de herramientas de trabajo y sobre todo por su facilidad de uso.

Tanto en México como a nivel mundial, SolidWorks es la Tecnología CAD 3D mas utilizada por las universidades; desarrollando proyectos de ingeniería, dibujo, investigación, competencias estudiantiles, por su versatilidad, facilidad de uso, y por la rapidez y confiabilidad con la que pueden lograr resultados y respuestas a multiples cálculos.

La Universidad TecMilenio ha desarrollado un convenio Único con NC Tech-SolidWorks de licenciamiento educacional, con el cual cada alumno tendrá acceso a la tecnología al nivel más alto en cuestión de herramientas de diseño, simulación (análisis de elemento finito), Diseño para el Medio Ambiente y Administración de Proyectos.

El material de apoyo que SolidWorks y NC Tech han desarrollo en apoyo a la enseñanza de la tecnología y su aplicación en la industria, cuenta además con ejemplos prácticos a disposición de maestros y alumnos, esto les permite reforzar la teoría y los objetivos de las materias de ingeniería.

Si deseas conocer más sobre SolidWorks y la Certificación Internacional CSWA puedes accesar a: http://www.nctech.com.mx/edu , http://www.nctech.com.mx/classroom. O si tienes dudas acerca de SolidWorks en tu escuela, escríbenos a info@nctech.com.mx o llámanos: Lada 01800 8306216.


¿Qué tan importantes es para los alumnos conocer su Programa Profesional?

29/11/2010


Por: Juanamaría Prida

Siempre ha existido una negación por parte de la comunidad estudiantil a recibir información sobre los programas universitarios, pero hoy en día esta falta ha ido en aumento, dejando a un lado la importancia que tiene el tomar una decisión que podría marcar la dirección de la vida de cada uno.

Si tomamos en cuenta la edad que muchos de los jóvenes tienen cuando están por egresar de la preparatoria, nos damos cuenta que en la mayoría de las ocasiones es la falta de madurez lo que no los impulsa a tener la curiosidad de investigar o averiguar sobre lo que les inquieta de su carrera profesional y lo que ésta les puede ofrecer en un futuro, como las competencias que les impulsará a desarrollar , el campo dentro del mercado laboral en el que se puede desenvolver, la dificultad e inversión que su elección va a propiciar.

Muchas veces futuros universitarios, eligen su carrera por que su mejor amigo va a estudiar lo mismo y pensando en aprender y compartir mas tiempo juntos, también hay jóvenes que eligen su carrera por el nombre de la carrera o el índice de popularidad que en ese momento ha captado la Carrera, y solo un pequeño numero de jóvenes son los que se permiten buscar información en la red o sus Universidades sobre la carrera en la que están interesados, tener la influencia de un familiar el cual en base a sus experiencias tanto teóricas como prácticas o ya dentro del ámbito laboral, le relata y le pone ejemplos del concepto básico de su perspectiva. Otros buscan entre sus profesores tener aunque sea una corta explicación de los qué es su programa profesional, partiendo siempre de lo que le podrá beneficiar económicamente en un futuro.

Lo anterior es uno de los motivos por los que los alumnos presentan gran cantidad de bajas para las Universidades, en estos casos lo único con lo que responden los jóvenes es el no estar bien asesorados o informados; por otra parte, hay jóvenes que no han alcanzado la madurez necesaria y que no lo afrontan con tal carácter la toma de una decisión tan importante como lo es el estudio de una carrera universitaria que determinará el giro de la mayor parte de tu vida.

Todo lo anterior son algunas de las causas por las que hoy en día las Universidades han acrecentado el número de bajas o cambios de programas de entre los mismos alumnos.

Los escolares externan que la causa principal de que no muestren un interés sobre las materias que incluye el programa elegido, sus beneficios, los cursos extracurriculares o las certificaciones, por que son temas que a lo mejor y no comprenden en su totalidad, por lo tanto no alcanzan a comprender del nivel de importancia de que dentro de sus carreras se les ofrezcan beneficios que suman valor a los programas y no pueden llegar a valorar lo que éstos pueden llegar a representar o beneficiarlos para los interesados en un futuro.

Dentro de las recomendaciones que se les proponen a los alumnos es el de invertir un poco de tiempo investigando sobre las oportunidades que ofrece el programa en el que estén interesados y las oportunidades de crecimiento que se tienen para cada una de ellos.

Como se ha mencionado, es importante exhortar a los futuros universitarios o graduados que busquen la ayuda y el consejo de gente que ya haya tenido la experiencia de estudiar a nivel profesional y más aún, que haya sido en el área o en la carrera que sea de su interés. Esto, con el fin de poder tomar el testimonio desde la perspectiva de un estudiante, hasta ya las experiencias de un profesional dentro del mercado laboral.

Y por último lo principal que deberían de hacer los futuros Universitarios, sería el de hacer un análisis interior sobre tus capacidades y habilidades que pueden empatar con las requeridas en las carreras profesionales. También es importante que acudas a la Universidad en la que les interesa ingresar y solicitar el plan de estudios, ver las materias que lo conforman y verificar si son las que realmente son del interés y en las que se tiene disposición de cursarse y capacidad.


Harry Potter y Los Mapas Mentales

22/11/2010


Por: Ninda Sofía Martínez Trejo

Hace unos días se estrenó en México la primera parte de la última película de la saga de Harry Potter. Una saga que consta de 7 libros escritos por la escritora británica J. K. Rowling.

Mi pasión por Harry, se remonta 10 años atrás, cuando mi mamá me leyó los dos primeros libros antes de irme a dormir, de ahí en adelante me volví una estudiante más de Hogwarts y continué leyendo los demás por mi cuenta.

En junio del 2007 al salir a la venta el último de los libros, fui una de las miles de fanáticas y fanáticos alrededor del mundo que lo había ordenado y apartado para recogerlo el día del lanzamiento. Recuerdo la tristeza con la que leí el epílogo de ese, el último libro. Las aventuras de Harry habían terminado. Una mezcla de emociones encontradas y recuerdos me invadió y fue entonces cuando decidí elaborar un mapa mental de los 7 libros. Un mapa mental de las 4100 páginas, de los 786 personajes y de los 45 diferentes lugares salidos de la imaginación de esa brillante escritora considerada ahora como la mejor escritora de libros para niños de la historia.

El objetivo de este mapa mental era el de transportarme en segundos al mundo mágico de Harry Potter con tan solo leerlo. Debía ayudarme a recorrer Hogwarts en un abrir y cerrar de ojos: sus pasillos, sus torres, sus mazmorras, sus salones de clases, su gran comedor; a aventurarme por el Bosque Prohibido, a pasear por las calles del pueblo de Hogsmeade, a visitar sus tiendas, a entrar al callejón Diagon por la puerta secreta al fondo del Caldero Chorreante, a viajar por Inglaterra escapando y buscando la manera de acabar con Aquél que no debe ser nombrado.

Tenía que ponerme frente a los profesores Dumbledore, McGonagal, Lupin, Snape…, a los amigos Hermione, Ron, Sirius, Hagrid, Ginny, Fred, George…, a los enemigos Voldemort, Malfoy, Bellatrix. Mi mapa me tenía que transportar de regreso a ese mundo mágico.

Para cualquiera que ignore la belleza, la eficacia y la utilidad de los mapas mentales esta tarea sería tal vez algo imposible de realizar. Pero no para mí, aunque sólo tenía 13 años cuando lo hice, me fue sencillo ilustrar el universo de Harry Potter. Utilizando esta herramienta pude recrear la saga que me acompañó durante una gran parte de mi vida.

Harry Potter siempre tendrá un lugar especial en mi vida y el mapa mental de su mundo también lo hará en mi colección de mapas mentales.


El autoliderazgo como camino al liderazgo

07/09/2010

Por: Mtro. Alfonso Benito Fraile

Una de las competencias de desarrollo personal que trabajamos en la Universidad TecMilenio es el liderazgo. Esta competencia la definimos en la Universidad como la capacidad de dirigir las actividades de los miembros de un grupo y de influir en ellas. Es una gran competencia y muy importante, pero la base de ella es el autoliderazgo, que a su vez lo podríamos definir como la capacidad de asumir las riendas de la propia vida para vivirla con sentido y responsabilidad.

Acabamos de empezar una nueva etapa académica y es un buen momento para plantearnos cómo la queremos afrontar, para ver si de verdad podremos liderar a otros, a través del reto más grande: ser capaces de liderarnos a nosotros mismos.

A la hora de hablar de autoliderazgo podemos hablar también de cuatro elementos esenciales:
1. Conocimiento de sí mismo o consciencia.
2. Propósito.
3. Valores.
4. Coherencia.

1. Conocimiento de sí mismo
El conocimiento de sí mismo implica pasar tiempo a solas con uno mismo para poder reflexionar acerca de nuestro propósito en la vida, de nuestros valores, y de la manera en que los estamos viviendo. El conocernos más, no nos va a hacer automáticamente más inteligentes ni mejores líderes, pero si nos va a ayudar a ser más humildes, a conocer mejor las herramientas de las que disponemos, de crecer como seres humanos, de sensibilizarnos ante las necesidades de los demás, etc.

El fin del conocimiento de uno mismo es poder ser capaces de tomar decisiones importantes para el logro de nuestros propósitos en la vida de manera que se tenga como criterio el fin de la decisión y no nuestras debilidades. En palabras de Lowney (2007) “Sólo la persona que sabe lo que quiere puede buscarlo enérgicamente. Sólo quienes han puntualizado sus debilidades pueden superarlas.” (p. 33)

El conocer y reconocer las debilidades de uno mismo, no resta autoridad ni capacidad para liderar a otros. El ser consciente y aprender a potenciar al máximo las fortalezas y lograr minimizar el impacto de las debilidades es una gran ventaja y una cualidad necesaria como líder.

2. Propósito
Un líder mueve a otros individuos a la consecución de objetivos en conjunto. Para que estos individuos estén dispuestos a alcanzar los objetivos de la organización, la misma organización debe de proveer la medida para que éstos alcancen también sus objetivos individuales.

Por lo tanto, todo líder tiene un propósito en la vida, ya sea un propósito personal o empresarial, y el éxito de dicho propósito se volcará en la medida en que pueda motivar, persuadir o influenciar a otros en la consecución de ese propósito conjunto satisfaciendo a su vez, las necesidades y objetivos de cada individuo. La motivación también se debe dirigir a uno mismo, la motivación más importante es la automotivación, aquella que nos lleva a luchar por alcanzar nuestras propias metas. ¿Cómo motivaremos a otros, si nosotros no estamos motivados?

3. Valores
Los valores los podemos definir como “los ideales que dan significado a nuestras vidas, que es reflejado mediante las prioridades que elegimos y con los que actuamos consistente y repetidamente”. Implican por un lado estar unidos al propósito de la vida, son los que le dan significado y los que nos ayudan a interpretar de una manera u otra la realidad que nos rodea. Por otro lado, los valores no son inamovibles, si no que se refuerzan por las elecciones que hacemos continuamente, cada elección que hacemos es una oportunidad de afianzar un valor, pero para ello debemos ser conscientes de los valores por los que nos estamos guiando, a veces de manera inconsciente, y los valores por los que nos queremos guiar.

Dentro de ese autoconocimiento que hablábamos antes, el líder debe de ser consciente de sus valores, ya que formarán su patrón de comportamiento, y éstos le servirán de brújula para alcanzar su visión y propósito en la vida, de tal manera que podrán cambiar muchas cosas externas pero se mantendrán las guías que le sirven de estructura a la persona. Y lo anterior, le ayudará por tanto, a tomar mejores decisiones en la vida, siempre guiado y alineado por esos valores personales.

4. Coherencia
Según Jim Kouzes y Barry Posner “la gente quiere líderes que sean creíbles. Buscamos tener fe y confianza en ellos como personas. Queremos creer que su palabra es confiable, que tienen los conocimientos y las aptitudes necesarias para conducir, y que están entusiasmados con la dirección en la que nos encaminan. La credibilidad es el cimiento del liderazgo.” (Kouzes y Posner, 1996, p. 62).

El autoliderazgo tiene mucho que ver con no engañarse, con no tener un discurso por un lado y una comportamiento por otro. Las acciones que realizamos tienen más de testimonio que los discursos que podamos dar, y nuestra coherencia y nuestra honestidad se pone de manifiesto en los actos.

Por lo tanto, este último elemento que es la coherencia es parte del autoliderazgo, al unir el “decir” con el “hacer”, y una manera muy efectiva de formar seres humanos es a través del ejemplo, y son esos comportamientos la mejor forma de comunicar lo que esperamos y queremos de los demás.

En este inicio del periodo académico te animamos a que te pares a pensar ¿Cuál es tu propósito ahora?, ¿Qué esperas de tus estudios?, ¿Qué quieres alcanzar en la vida?, para que a partir de ahí vayas trabajando en los medios para conseguirlo. Es un reto complicado, pero es el reto más importante, porque supone vivir la propia vida… ¿Te atreves?

Nota: fragmentos de este artículo están extraídos de, Benito Alfonso E. y Cárdenas, Bertha E. (2010): El arte del autoliderazgo, en Guibert, José M. (Coord.) e Instituto de Estudios Cooperativos (2010): Cooperativismo, Empresa y Universidad. In memoriam de Dionisio Aranzadi Tellería, sj., Universidad de Deusto, Bilbao


Formando profesionales competentes

11/08/2010

Por: Rocío Murcio Flores

En los últimos años las necesidades económicas del sector productivo, han orientado la oferta laboral hacia profesionales cuya capacidad para desempeñar un trabajo sea reconocida junto con los conocimientos adquiridos a través de la formación universitaria.

En 1998 la UNESCO expresa en la Conferencia Mundial sobre la Educación Superior, que es necesario propiciar el aprendizaje permanente y la construcción de competencias adecuadas para contribuir al desarrollo cultural, social y económico de la sociedad. Asimismo, ha señalado que las principales tareas de la educación superior han estado y seguirán estando ligadas a cuatro de sus funciones principales:
• Una generación con nuevos conocimientos (las funciones de la investigación)
• El entrenamiento de personas altamente calificadas (la función de la educación)
• Proporcionar servicios a la sociedad (la función social)
• La función ética, que implica la crítica social.

Esto ha significado un gran reto para la Educación Superior, donde ha surgido una nueva cultura académica basada en modelos educativos donde se propicia, mediante prácticas formativas, el desarrollo del estudiante para llegar a ser un profesional competente; dejando atrás los procesos de memorización y de aplicación de conocimientos de manera técnica, y convirtiéndose en sitios donde se debe propiciar la comprensión y transferencia de los conocimientos a situaciones de la vida real.

A modo de definición las competencias sintetizan conocimientos, habilidades y valores – contenidos que determinan respectivamente, el saber, el saber hacer y el saber ser propio del individuo -, pero no se reducen a éstos, en tanto son consideradas como una totalidad que tiene en cuenta también aspectos dinámicos del comportamiento como actitudes, motivaciones y otros personológicos que interaccionan y se configuran en dependencia de las necesidades del individuo (Suárez, C., et al. 2007).

Durante el proceso de estructuración de la competencia, cada individuo integra cuatro componentes: el componente cognitivo, el componente metacognitivo, el componente motivacional y las cualidades de su personalidad tales como la perspectiva temporal, la perseverancia, la flexibilidad, la reflexión personalizada y la posición activa que asume el sujeto en la actuación profesional (Castellanos et al, 2003); todos estos componentes al integrarse regulan la actuación profesional del sujeto. Aunque se pueden fragmentar sus componentes, éstos por separado no constituyen la competencia: ser competente implica el dominio de la totalidad de elementos y no sólo de alguna(s) de las partes.

En el proceso de enseñanza-aprendizaje, se deben considerar estos componentes y todo lo relativo a sus funciones, este proceso representa el espacio donde se sucede la apropiación e interiorización de la realidad; donde cobran sentido, se da significado y se logra concientizar por parte del profesional, las experiencias a partir de las relaciones que se han configurado en el nivel complejo de regulación que representa la personalidad (González, 2002).

Para ir cerrando la brecha que existe entre la educación universitaria y la práctica profesional, nuestro papel docente es crucial; la educación basada en competencias, logrará ser más efectiva, si mejoramos nuestra cultura académica, debemos partir de una educación flexible y permanente, donde nuestros métodos didácticos estén orientados a promover la participación, el trabajo colaborativo, a estimular el pensamiento de nuestros alumnos, con una actitud crítica y con capacidad de responder ante el cambio, todo en base a un conocimiento sólido y a la concientización de una realidad social.

Bibliografía:
Suárez, C., Dusú, R., Sánchez, M. Las capacidades y las competencias : Su comprensión para la formación del profesional. Acción pedagógica, Nº 16. 2007, pp . 30 – 39.
Consultado en línea: 6 de Agosto de 2010.

http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=2968554

González, V. ¿Qué significa ser un profesional competente? Reflexiones desde una perspectiva psicológica. Revista Cubana de Educación Superior. Vol. XXII No.1. 2002, pp. 45-53.
Consultado en línea: 6 de Agosto de 2010.

http://www.rieoei.org/deloslectores/Maura.PDF

González, V. La orientación profesional y curriculum universitario. Una estrategia educativa para el desarrollo profesional responsable. Editorial Laertes. 2004.
Consultado en línea: 6 de Agosto de 2010

http://www.laertes.es/fixes/curriculum.htm


Educación e inteligencia emocional

27/07/2010

  • El Dr. Iñaki Beti (izquierda) y el Lic. Rogelio Fernández (derecha) de la Universidad de Deusto, en España, durante la conferencia satelital, acompañados por la Dra. Rosario Toro (al centro), vicerrectora académica de la Universidad TecMilenio.
  • Por: Mtro. Alfonso Benito Fraile
    El pasado viernes 23 de julio, tuvo lugar una conferencia magistral sobre Inteligencia Emocional, impartida por el Dr. Iñaki Beti y el Lic. Rogelio Fernández de la Universidad de Deusto, en España, la cual se transmitió en vivo a todos los campus de la Universidad TecMilenio a través de señal satelital e internet. En esa conferencia ambos profesores destacaron la importancia de las emociones en nuestra vida y su influencia.

    El objetivo de la conferencia fue acercarnos el concepto de las emociones y de la gestión inteligente de las mismas, así como el hacernos conscientes de cómo las emociones influyen en los procesos educativos que se dan en la Universidad.

    Daniel Goleman, experto y difusor del concepto de inteligencia emocional, la define como “Capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos, los sentimientos de los demás, motivarnos y manejar adecuadamente los relaciones que sostenemos con los demás y con nosotros mismos.”

    Rafael Bizquerra, otro de los expertos mencionados durante la conferencia, define el concepto de educación emocional como un “proceso educativo, continuo y permanente, que pretende potenciar el desarrollo emocional como complemento indispensable del desarrollo cognitivo, constituyendo ambos los elementos esenciales de la personalidad integral. Para ello se propone el desarrollo de conocimientos y habilidades sobre las emociones con objeto de capacitar al individuo para afrontar mejor los retos que se plantean en la vida cotidiana. Todo ello tiene como finalidad aumentar el bienestar personal y social.”

    En contra del paradigma tradicional -en el que las emociones deben estar en un segundo plano, ya que lo que nos define como seres humanos es nuestro raciocinio- la educación emocional nos dice que no sólo es necesario trabajar las emociones, si no que ellas pueden ayudar a un desarrollo cognitivo.

    Y esto influye tanto en los aspectos que queremos desarrollar en nuestros alumnos, como en la relación misma que se establece entre maestros y estudiantes. Las emociones van a estar siempre influyendo y fluyendo en esa relación, y también en el proceso de aprendizaje del alumno.

    Los invito a compartir en este espacio sus opiniones, reflexiones y experiencias como profesores respecto a éste tema tan complejo de las emociones y su impacto en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Esperamos sus comentarios.

    Mtro. Alfonso Benito Fraile
    abenito@tecmilenio.edu.mx


    El docente universitario y el aprendizaje por competencias

    15/06/2010


    Por: Mtra. Dora Santos de Anda

    Es innegable la fuerte influencia que el desarrollo de las TICS ha tenido en todos los ámbitos en que se desenvuelve el ser humano. La educación no puede permanecer ajena a esta, así como al proceso de transformación acelerada que vivimos en los diversos entornos de interacción humana: políticos, económicos, sociales, etc.

    La era digital nos ofrece una enorme gama de opciones y herramientas de aprendizaje que bien pueden influir en el desarrollo de habilidades cognoscitivas, sin embargo el acceso a éstas no garantiza que este aprendizaje ocurra. Es responsabilidad de la sociedad en general, especialmente de las instituciones educativas y particularmente de los maestros, orientar las actividades de aprendizaje de nuestros alumnos para promover el desarrollo de habilidades que les permitan hacer uso de éstos recursos y desarrollar sus capacidades cognoscitivas. Por tanto debemos desarrollar las competencias necesarias para mediar adecuadamente su interacción con estos recursos, de tal forma que sean, un medio que brinde más y diferentes posibilidades de interacción y construcción del conocimiento.

    Delors (1997) refiere cuatro pilares del conocimiento, en torno a los cuáles se debe estructurar la educación:

    Aprender a conocer: adquirir los instrumentos de la comprensión. Aprender a hacer, para influir en el entorno. Aprender a vivir juntos: participar y cooperar con los demás en todas las actividades humanas. Aprender a ser: Un proceso fundamental que recoge elementos de los tres anteriores.(P. 91)

    Como contraparte a esta propuesta, tenemos que los diversos modelos educativos aplicados en México antes de la reforma del plan 2001- 2006 y vigentes aún en la realidad de muchas instituciones educativas, conciben a un alumno sujeto de educatividad, más que educabilidad. Un actor pasivo y receptivo, que absorbe los conocimientos que le proporciona el maestro.

    Esta educación tradicional, memorística, con métodos conductistas, promueve la competencia y el desarrollo de determinadas conductas, las cuales son estimuladas mediante premios y calificaciones. Se ha inhibido el desarrollo del pensamiento crítico, divergente, dialógico. Se ha privilegiado el trabajo individual y se han dejado de lado habilidades cognitivas que no corresponden al razonamiento lógico verbal y lógico matemático. Su modelo antropológico es el de un individuo, pasivo, dependiente, receptivo, que responde a los estímulos del entorno y que se adapta a éstos. La metodología predominantemente deductiva y atomista, con una organización de la materia desde la lógica tradicional cuya sistematización es rígida y mantiene una relación maestro alumno, colectiva.

    Esta es la experiencia educativa previa, que hemos vivido muchos de los alumnos y docentes que hoy integramos la Universidad TecMilenio; cuyo modelo educativo, congruente con las demandas de la realidad actual, nos ofrece una alternativa diferente, la cual representa una oportunidad y un reto.

    Ante esta compleja realidad y como una propuesta de reflexión, hemos elaborado algunas preguntas, partiendo del planteamiento de Delors; considerando que, nos permitirán comprender mejor el modelo educativo de la Universidad TecMilenio así como a encontrar mejores opciones para apoyar el desarrollo de competencias en nuestros alumnos.

    1. Respecto a aprender a conocer: ¿Qué elementos podríamos incluir en las actividades realizadas en clase, para promover: la curiosidad intelectual, el sentido crítico y la autonomía de juicio? ¿Cómo promoveremos que los alumnos aprendan a aprender, ejerciten la atención, la memoria y las habilidades de pensamiento? ¿Cómo les ayudaremos a vincular los aspectos abstractos y concretos de los contenidos de aprendizaje? ¿Cómo lograremos despertar en ellos el deseo de seguir aprendiendo durante toda la vida? Y más aún ¿cómo contribuiremos para que ellos desarrollen las habilidades necesarias para lograrlo?

    2. Aprender a hacer: ¿Cómo ayudarlos a vincular los conocimientos adquiridos con su entorno? Y a descubrir ¿Qué aplicación tienen? Y ¿Cómo se pueden aplicar? ¿Cómo presentaremos situaciones de aprendizaje en las que los alumnos requieran actuar en situaciones complejas, o de incertidumbre?

    3. Aprender a vivir juntos: ¿Cómo promoveremos el aprendizaje de la no violencia, la resolución de conflictos, el pensamiento dialógico, la empatía, el autoconocimiento, el reconocimiento del otro y la aceptación de sus diferencias?

    4. Aprender a ser: ¿Qué elementos se deben integrar para favorecer el desarrollo integral de cada persona, con toda su riqueza y complejidad: cuerpo, mente, inteligencia, sensibilidad, sentido estético, responsabilidad individual, espiritualidad, imaginación, creatividad, capacidades de comunicación, etc.?
    ¿Cómo favorecer el contacto con los diversos avances tecnológicos y de la ciencia y mantener en equilibrio los aspectos más humanos en el desarrollo de cada persona?

    Las academias y cada uno de los docentes que las integramos, en nuestro propio contexto y en la interacción con las personas que tenemos el privilegio de acompañar en su proceso formativo, podemos buscar y construir opciones para responder a cada una de estas preguntas y promover el desarrollo de seres humanos, compartiendo con ellos la responsabilidad de lograr una transformación educativa para todos. Todo ello bajo una metodología holística, que promueva el razonamiento inductivo y analógico, que organice los contenidos a partir de las necesidades y experiencias de los alumnos, los cuales tienen un papel activo y la posibilidad de interactuar entre sí para abordar y construir el conocimiento.

    Como educadores, tenemos la responsabilidad de involucrarnos y participar conscientemente de los avances y cambios del mundo actual, entender desde dentro los procesos de los cuales participan nuestros alumnos. Como miembros del equipo académico de la Universidad TecMilenio, el compromiso de comprender y encarnar su modelo educativo y hacer uso de los recursos que nos ofrece, para promover el desarrollo de seres humanos capaces de: aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a convivir, aprender a ser con y para la sociedad de la cual forman parte.


    Seguir

    Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

    Únete a otros 61 seguidores